Saltear al contenido principal
605 36 88 33 nucleo@centroformacionelnucleo.es
Qué Es La Psicoterapia

Qué es la psicoterapia

La psicoterapia es un proceso de cambio personal que se produce en el encuentro de dos personas, un profesional de la psicología y un paciente, una persona doliente o que quiere conocerse más, entender algunos  de los episodios que le ocurren de forma recurrente en su vida.

En este proceso hay un terapeuta con estas características:

  • Cercano
  • que escucha con empatía sin juzgar y sin condenar.
  • escucha desde la comprensión desde la aceptación total y la entrega.
  • a partir de esta relación de dialogo es donde se van a generar los cambios de este encuentro entre 2 adultos.
  • a comprender el entorno que lo rodea y a identificar sus emociones y a gestionarlas de una manera adecuada.

 

 

Características de las Sesiones de Psicoterapia

  • Este encuentro de las dos personas, un profesional y su paciente, tiene una frecuencia que suele ser semanal.
  • Las sesiones es el nombre con el que se suelen llamar a los encuentros, estos suelen durar unos 60 minutos.
  • En los primeros encuentros se recaba información acerca de la historia del sujeto que acude a consulta, en muchas ocasiones se les solicita hacer una línea de la vida dónde va a contar sucesos importantes en su vida, sucesos que los hayan marcado ya sean positivos o negativos.
  • También vamos a explorar cómo han sido las relaciones familiares, quiénes han sido sus figuras referentes de apego y como han sido la calidad de estas relaciones.
  • en estos primeros encuentros, según lo decida el terapeuta se podrán tomar además de las entrevistas iniciales, test de personalidad, y luego los resultados se comentarán con el paciente.
  • Este momento suele dar algo de preocupación en los asistentes a las sesiones de psicoterapia, porque piensan ¿qué resultados me van a salir?, ¿que se verá de mí?,¿estará todo mal en mí?
  • Tranquilos estas pruebas se toman más que nada para que el terapeuta vea cual es la forma más conveniente para trabajar con este paciente. Tener un buen diagnostico ayuda mucho a la mejoría y hace que se pueda dirigir mejor los objetivos del proceso psicoterapéutico.
  • una vez que tenemos la información acerca de la historia de la persona que acude valoramos ¿cuáles son los objetivos a trabajar? ¿qué es lo importante? ¿qué es lo que vemos que genera mucho dolor o mucha confusión y es necesario que se trabaje de forma prioritaria.

 

Los temas por los que suelen acudir los adultos a terapia suelen ser:

  • la ruptura de una relación de pareja, al finalizar una relación preguntarse ¿que paso? o la dificultad para seguir adelante sin esa relación de pareja.
  • las dificultades laborales, no estar a gusto en su puesto de trabajo, tener presión por parte de los jefes y nos saber cómo gestionar esa exigencia.
  • problemas de insomnio, no poder dormir por la noche la cantidad de horas necesarias, dificultad para conciliar el sueño o despertarse en medio de la noche y no poder volver a conciliar el sueño.
  • temas relacionados con la alimentación, se puede comer en exceso con tendencia a las cosas dulces o bien en otros no tener apetito y restringir el consumo de alimentos.
  • temas también vinculados con los amigos, aquí pueden ocurrir las comparaciones, no tengo o no soy como fulanita o menganito, siento que a mis amigos/as no les importan las cosas que me pasan, o no cuentan conmigo para algunos planes.
  • las relaciones familiares. La relación con padres y hermanos suele ser una fuente de conflicto, quizás hay relaciones familiares con muchas exigencias y expectativas en relación a sus hijos y sentir que no se llega a cumplir con los deseos de los padres y se defrauda genera culpa.

 

Todas las cosas q

 

ue nos ocurren tienen que ver con sucesos anteriores de nuestra vida.

  • También con nuestro entorno familia, amigos, colegio.
  • Con los valores que nos han transmitido
  • De la forma que nos han tratado nuestras figuras de apego
  • cómo nos hemos vinculado con nuestros primeros afectos.

 

A veces hay ciertas partes de nuestra vida que no están del todo bien y eso nos afecta a nuestro estado de ánimo. Vamos a hacer una metáfora: imaginemos una tarta, una tarta tiene varias porciones unas 8 depende del tamaño de la tarta, cada porción de la tarta son distintos aspectos de nuestra vida:

1 podría ser nuestra imagen corporal

2) otra porción podría ser las relaciones de pareja

3) otra podría ser la relación con la familia

4) otro mi tiempo libre

5) otra mi economía

6) otra mi autoestima

7) otra las expectativas en relación al futuro y así podríamos rellenar con las que nosotros consideremos a veces de todas estas porciones hay dos o 3 que no nos gustan que están mal que nos generan malestar y estas son las que tenemos que trabajar, estas áreas que están mal a veces contaminan a otras que no están tan mal.

Es importante que la persona pueda ver que no todo en su vida está mal, que hay áreas que funciona muy bien que están adaptadas adecuadas y hay otras que son las que se tienen que reforzar trabajar o aprender unas nuevas estrategias para gestionarlas.

Esto es lo que forja la terapia hace que se identifique donde está el malestar, ¿porque está ahí?, comprender y luego saber qué hacer con ello como gestionarlo.

Estos cambios o conexiones con su interior se producen a través de las entrevistas con el terapeuta, los diálogos en las sesiones que se va haciendo el puzzle del sujeto, que va viendo la imagen de lo que le ocurre.

A veces el terapeuta le puede ir dando material para que vaya leyendo o haciendo ejercicios o viendo alguna película, estos elementos generaran emociones en el paciente y formará un darse cuenta de lo que hay en su interior.

El cambio que se produce luego de un proceso psicoterapéutico, es constante en el tiempo es un nuevo aprendizaje que se adquiere y se mantiene, a veces se puede tener recaídas en distintas áreas, pero la persona ya sabe por qué le pasa, porque hace lo que hace, que es lo que tiene que hacer en determinadas situaciones y esto es lo que aprendió en la terapia psicológica, fue un proceso de autoconocimiento y descubrimiento de sus puntos débiles y sus puntos fuertes adaptados.

 

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba